OBJETIVIDAD y VERACIDAD DEL PERITO.

Ya he comentado algunas cosas en los artículos anteriores. Profundicemos un poco más, a ver cuándo “nos hacemos sangre”.

Las diferencias entre Perito Judicial y Perito de Parte de forma esquemática serían:

  • Perito Judicial → Designado por un Juzgado
  • Perito de Parte → Solicitado directamente por el cliente (letrado, empresa, persona afectada…)

También he comentado que una Peritación ha de ser siempre OBJETIVA, tanto si es Judicial como si es de Parte.hechos-pistas

Aquí podemos empezar a arañar la superficie y… contar qué suele ocurrir en la realidad.

Se cree que cuando se hace una Peritación de Parte, como estás contratado directamente por alguien afectado, la Pericial va a ser subjetiva, haciendo que el contenido y conclusiones del documento vayan a favor de tu cliente, aunque los datos realmente no apoyen esa información.

Esto ocurre más a menudo de lo que sería deseable, y luego llegan los sustos para dicho cliente: “Él creía que tenía razón por lo que pusiste en tu informe, pero… resulta que no la tiene”.

No se debe actuar así nunca, cuando actuemos como Peritos de Parte.
En base a los problemas que nos expongan para estudiar, la información y documentos que nos faciliten que, supuestamente apoya su punto de vista, hemos de ser TOTALMENTE SINCEROS con ellos y decirles si consideramos que tienen razón en esos 20 problemas (por ejemplo) o si sólo son realmente justificables… no sé, 12 problemas, que el resto no es posible determinar de forma objetiva si tienen o no razón.
Deberíamos explicarles que en nuestra Pericial de Parte, interesaría hablar sólo de esos 12 problemas que sí le dan la razón, y ni siquiera comentar los otros 7, que no tienen base sólida.

De ese modo, podremos hacer una Pericial de Parte defendible ante cualquier persona, letrado o juzgado (ya que, como Perito de Parte nos pueden llamar a declarar, para responder a preguntas tanto de los abogados como del juez).
Es nuestro cliente directo, si, pero por eso mismo hemos de darle el mejor servicio posible, lo que significa decirles LA VERDAD sobre lo que ellos pretenden.
No somos mejores profesionales por dar la razón en todo a nuestro cliente. Si no tienen razón en algo y se la damos, les estamos engañando y creando falsas expectativas.

A parte de esto, está el hecho (como apunté antes) de que es posible que nos llamen a declarar al Juicio.

Imaginaos el bochorno si cuando estáis respondiendo a preguntas de los abogados o del juez, os dicen que expliquéis “en qué te basas para las conclusiones positivas hacia tu cliente del problema 13” (uno de esos que no había base sólida para justificarlo).

Puesto que ese era un problema que “pusiste a favor de tu cliente, pero no había base realmente sólida”, te lo van a rebatir enseguida y van a dejar clara una “duda relevante” sobre la veracidad, ya no sólo de ese apartado de tu Pericial, sino de todo lo que decías de cualquiera de los problemas que reflejaste. Por muy bien justificados que estén los otros 12 problemas, si consiguen desmontarte alguno, quedará en entredicho la fiabilidad de tu informe, y por tanto, perderá MUCHO VALOR (probatorio) a la hora de resolver los problemas de tu cliente, cualquier cosa que dijeras en él.

Resumiendo: Es mejor poner en el informe SÓLO aquellas cosas de las que estemos totalmente seguros y sepamos que podremos defender contra viento y marea.

Si actuamos como Perito Judicial, la forma de actuación es la misma, es decir, OBJETIVIDAD y CON LA VERDAD POR DELANTE, basándonos únicamente en la documentación que esté en el Juzgado (más las leyes y normas que sean de aplicación) para estudiar el caso  y llegar a nuestras conclusiones.

balanza-01Se cree que un Perito Judicial es más objetivo que uno de Parte, y en muchas ocasiones es así, aunque tal como he explicado antes, no debería serlo.

El Perito Judicial tiene un contacto muy limitado con las partes (demandado y demandante, por ejemplo: Constructora y familia a quien le hizo una chalet).
El contacto básicamente es, el día de la visita al chalet y ya está. Ni reunirnos con la constructora para que nos cuenten más cosas, ni con la familia para ídem. Toda la información que se nos permite usar es la que está en el Juzgado (y de la cuál podremos hacernos copia, para estudiarla en nuestro despacho).

La relación con las partes es mucho más aséptica, y además ni la constructora ni la familia nos han elegido concretamente a nosotros para hacer la Peritación, sino que salimos de la LISTA que tienen los Juzgados.

Por estos motivos se considera que una Peritación Judicial es más objetiva que una de Parte, pero tal como he dicho, la de Parte debería ser también totalmente objetiva.

Deja un comentario